Hacer Voluntariados y Volunturismo: Lo Bueno, Lo Malo y las Preguntas que Deberías Hacer


This post may contain affiliate links. Please read our disclosure and privacy policy for more information.

Si estás interesado en realizar un voluntariado internacional o en irte en un viaje de volunturismo, ¿cuáles son las consideraciones éticas que deberías tener en cuenta? ¿Qué preguntas podrías hacer para asegurarte mejor de que tus acciones y cualquier contribución económica que hagas estén alineadas con tus valores y expectativas? Y así no acabar causando un daño involuntario persiguiendo tu objetivo de ayudar o de “hacer el bien”.

Esto es lo que este artículo busca develar. Pero primero, una historia.

Voluntariado Ético

Mientras caminábamos por una calle muy concurrida de Puerto Príncipe en nuestro camino hacia la costa sur de Haití, revisé mis mensajes y noté un Tweet de uno de nuestros lectores, una mujer joven:

@umarket estoy planeando un viaje a Haití para ayudar en un orfanato ¿Se sienten seguros allí? Estoy un poco preocupada. Me gustaría saber de alguien que está allí.

Me encontraba en posición de responder, pero me dirigí a Cyril, nuestro guía haitiano y le pregunté: “¿Qué piensas tú?”

“Yo le aconsejaría que tuviera cuidado, que tal vez elija hacer otra cosa,” dijo.

Él no estaba hablando de su seguridad física, en realidad.

“Particularmente luego del terremoto, muchos de estos orfanatos fueron creados para hacer dinero de los voluntarios extranjeros. Tradicionalmente en Haití, no teníamos orfanatos. Una vez que la gente se dio cuenta de que podía hacer dinero de esto, los orfanatos empezaron a aparecer. En algunos casos, los niños en realidad tienen padres.”

Mientras que habíamos encontrado y leído sobre el turismo de orfanatos en alguna ocasión, especialmente en lugares como Uganda, Nepal y Camboya, nuestra conversación en las afueras de Puerto Príncipe le puso peso y contexto a una triste realidad: aunque nos propongamos hacer el bien a través del servicio, la contribución y el trabajo voluntario, a veces sin advertirlo podemos hacer el mal en su lugar.

Cyril concluyó: “Hay múltiples organizaciones buenas en Haití. Y hay formas de realizar trabajo voluntario que no involucran orfanatos. Ella sólo debería tener cuidado.”

Hacer voluntariados es algo bueno, ¿no? ¿Pero realmente ayudará a las personas que intentas servir? ¿Deberías trabajar como voluntario aún si tu servicio puede llegar a hacer daño? ¿Hay preguntas que puedas hacer de antemano para entenderlo mejor?

No queríamos aplastar el deseo de esta joven mujer de servir, contribuir, involucrarse y devolver. Apoyamos y celebramos inclinaciones tan altruistas. Pero de todas formas, las circunstancias — el panorama socioeconómico, los agentes sin escrúpulos e incluso nuestras propias intenciones — pueden conspirar para que involuntariamente hagamos daño a las personas y a las comunidades que estamos decididos a ayudar.

Es por eso que tomar consciencia sobre las posibles e imprevistas consecuencias negativas del voluntariado y el volunturismo es tan importante. Y si piensas que esto sólo afecta a algunas personas, piensa de nuevo. Se estima que la “industria” del voluntariado actualmente tiene una ganancia anual de $2.8 billones y se espera que siga creciendo a medida que más personas buscan experiencias de trabajo voluntario cada año.

Como en nuestro artículo ¿Deberían los viajeros ayudar a niños que mendigan en la calle? , hacemos el intento de abordar un tema complejo y cargado de matices de gris. Siéntete libre de adelantarte hacia lo que más te interese:

Nota: Este artículo fue originalmente publicado el 6 de Agosto del 2015 y actualizado el 12 de Diciembre del 2018 con más recursos y herramientas.

Trabajo de Voluntario y Volunturismo: Definiendo los Términos

Comencemos por definir un puñado de términos clave. Entendemos que no hay nada de sexy en las definiciones, pero cuando les hemos explicado esto a colegas y amigos, reconocimos que existe un riesgo de que haya malentendidos y desviaciones.

Voluntariado Ético, Experiencia en India
Audrey escucha las historias de un grupo de microfinanzas en Bengala Occidental, India.

1. Voluntariado (Voluntario)

Muchos de nosotros estamos familiarizados con este concepto. El trabajo voluntario implica acciones “realizadas con libre albedrío, para el beneficio de la comunidad y no con el objetivo primario de la ganancia económica” (Leigh et al., 2011). En esencia, donamos nuestro tiempo y nuestras habilidades para el beneficio de otros.

Nota: A los efectos de este artículo, asumimos que los voluntarios internacionales provienen de naciones desarrolladas en “Occidente” o el “Hemisferio Norte” y que se dirigen hacia economías en desarrollo, usualmente referidas como el “Hemisferio Sur”. De todas formas, creemos que las consideraciones que abordamos aplican igualmente, sin importar el origen o destino.

2. Volunturismo (Volunturista)

Es una mezcla de los términos “voluntario” y “turismo” utilizada para describir la práctica de un voluntariado de corto plazo como parte de las vacaciones o del viaje de un turista. En muchos casos, la práctica del voluntario no está necesariamente relacionada con las habilidades específicas del volunturista e implica un compromiso de tiempo limitado. En otras palabras, la práctica está diseñada más con la intención de proporcionar una experiencia para el turista que para satisfacer una necesidad específica que la comunidad anfitriona necesita.

Voluntariado vs. Volunturismo
Voluntariado y volunturismo son con frecuencia utilizados indistintamente, aunque existe una significante distinción. El volunturismo es cuando el principal objetivo del viaje es recorrer, pero incluye un componente de voluntariado. Por ejemplo, tú viajas a Kenia en un safari pero pasas tiempo – desde algunas horas hasta varios días – en la aldea Maasai, enseñando Inglés. El voluntariado es cuando el principal objetivo del viaje es trabajar o servir. Aunque un voluntario puede llegar a viajar como parte de su experiencia, su servicio a la comunidad es la razón principal del viaje. Un ejemplo: mis 27 meses de voluntariado en el Cuerpo de Paz en Estonia.
Voluntariado en el Cuerpo de Paz
Reuniendo a mi clase de Inglés del pueblo de Estonia, cuatro años después de haber voluntariado.

3. Aprendizaje Global a Través de Servicios

El aprendizaje a través de servicios es un abordaje educacional que integra enseñanza y un servicio comunitario profundo. La parte “profunda” es impulsada por una experiencia de servicio que expone al participante a cuestiones mucho más amplias como la dignidad humana, uno mismo, la cultura, la responsabilidad social y las circunstancias socioeconómicas, políticas y medioambientales. (Adaptado de Hartman & Kiely, 2014 y la definición de UNCFSU)

Nota: A los efectos de consistencia y brevedad, vamos a utilizar el término “voluntario” como abreviatura para individuos que realicen cualquiera de las actividades mencionadas arriba.

4. Organizaciones Comunitarias Anfitrionas

Es el grupo que recibe al voluntario en la comunidad local y que trabaja con ella para su beneficio. Las organizaciones anfitrionas están típicamente ubicadas en áreas socioeconómicamente vulnerables de África, Asia o América Latina.

5. Organizaciones Intermediarias

Enfrentémoslo, para alguien que está sentado en su escritorio en la ciudad de Nueva York, resulta complicado y le consume mucho tiempo buscar organizaciones para hacer un voluntariado en pueblos alrededor del mundo. Es ahí en donde intervienen las organizaciones intermediarias. Piensa en ellas como agentes, intermediarios, organizadores o proveedores terciarios que ubican a los voluntarios. Estas organizaciones pueden ser sin fines de lucro o con ánimo de lucro, y su adhesión a las prácticas éticas varía ampliamente.

6. Organización Patrocinadora

Una organización patrocinadora alienta, aconseja y ocasionalmente organiza a sus miembros a participar en actividades de trabajo voluntario o de aprendizaje a través de servicios. Algunos ejemplos incluyen oficinas en universidades para estudiar en el exterior, grupos religiosos, y organizaciones basadas en el servicio comunitario. Las organizaciones patrocinadoras usualmente trabajan con organizaciones intermediarias para coordinar las prácticas de voluntariados.

Beneficios para Ambas Partes del Voluntariado y el Servicio

Existe una razón por la cual el voluntariado se ha vuelto tan popular. Idealmente, una experiencia de voluntariado implica un intercambio – de cultura, habilidades, humanidad y puntos de vista – para que ambas partes se beneficien. Es un reflejo de nuestras necesidades humanas cambiantes de:

  • Conectar, de desarrollar y sentir una conexión humana.
  • Aprender de los locales en un contexto externo y desconocido.
  • Contribuir. Dar y recibir. Agregar valor y beneficiar a otros.
  • Crecer. Continuamente desafiarnos, adaptarnos y evolucionar. Sentir una transformación y un cambio en nuestra perspectiva.
  • Crear significado Darle un propósito mayor a nuestra vida. Entendernos, entender el mundo y nuestro lugar en él simultáneamente.

Beneficios Para La Comunidad Anfitriona

Tal vez, los beneficios potenciales de hacer trabajo voluntario para las comunidades anfitrionas sean obvios. Es también por eso que es importante reiterarlos.

1. La Transferencia de Habilidades Necesarias

Los voluntarios pueden tener ciertas habilidades y conocimientos que una comunidad anfitriona necesita, desde conocimientos en computación o la enseñanza del idioma Inglés hasta habilidades avanzadas de ingeniería o medicina. El objetivo de la experiencia del voluntario es la transferencia de sus habilidades a los individuos de la comunidad para ayudar a cerrar la brecha, de ese modo ilustramos el proverbio de empoderamiento favorito de todo el mundo. “Dale un pez a un hombre y comerá por un día. Enséñale a un hombre a pescar y comerá de por vida.”

Por ejemplo, el año pasado en Ruanda, conocimos a un grupo de maestros retirados que ayudaban a formar instructores y mejorar la educación en una escuela en la ciudad capital Kigali.

2. Provee los Fondos Necesarios

Este es un beneficio importante, tal vez porque a menudo es pasado por alto cuando examinamos el panorama ético de los programas de voluntariados. Las organizaciones en los países en desarrollo, con frecuencia luchan para encontrar fuentes sustentables de financiación. Cobrar una tasa de los voluntarios internacionales (que, en esencia, pagan por su experiencia, hospedaje y comida) es una de las formas en las que algunas organizaciones eligen operar y sobrevivir económicamente. Un ejemplo de esto nos llegó a través de una organización en Moshi, Tanzania llamada Give a Heart to África , cuyos voluntarios pagan una tarifa, y eso les proporciona un flujo de financiamiento continuo para la organización y para las clases de educación gratuitas que le brindan a mujeres locales.

Voluntariando en Tanzania para la educación de las mujeres
Clase de Inglés en “Give a Heart to África”, dictada por una voluntaria de Estados Unidos.

3. Vincula A La Comunidad con el Voluntario Y con el Mundo Exterior

Piensa en esto como la fuerza positiva e intangible del bien, el factor mágico del voluntariado y servicio global ético y considerado. Dentro del servicio internacional individual existe la idea de que a alguien por fuera de la comunidad anfitriona le importa y que la comunidad en sí es una parte de ese entramado, conectado con el resto del mundo. En la mejor de las circunstancias, la relación entre el voluntario y la comunidad refuerza el hecho de que somos todos humanos y que lo que tenemos en común sobrepasa inmensamente nuestras diferencias. La Iniciativa Zikra , operando tierra adentro del Mar Muerto en Jordania, hace esto muy bien al reforzar el concepto de que todos tenemos valor, algo para compartir y algo para aprender.

Beneficios Para El Voluntario

Cuando estuve en el Cuerpo de Paz todos los voluntarios bromeaban en los momentos más fuertes de auto castigo y conciencia propia: “Cuando te unes al Cuerpo de Paz piensas que vas a salvar al mundo, pero pronto te das cuenta de que la persona que más se beneficia de esta experiencia eres tú mismo.” Habiendo dicho esto, estoy orgulloso de mi contribución no sólo hacia la organización anfitriona, sino hacia otros en la comunidad con quien mantengo relaciones de amistad al día de hoy.

Entonces, ¿cuáles son algunos de esos beneficios para el voluntario?

1. Satisface el propio altruismo

En el nivel más básico, hacer un voluntariado satisface nuestra propia necesidad de servir, de dar y de devolver.

2. Mejora las habilidades profesionales existentes y desarrolla nuevas.

Cuando imaginamos el servicio, puede que nos veamos tentados a considerarlo como una transferencia unilateral de habilidades desde el voluntario hacia la comunidad anfitriona. Sin embargo, el desarrollo de las habilidades del voluntario se ve con frecuencia acelerado por encontrarse con nuevos problemas y contextos en el campo de trabajo. Presumo que esto aplica universalmente – desde la construcción hasta la medicina, desde la ingeniería hasta la educación. Por ejemplo, enseñé economía y negocios en una escuela secundaria local en Estonia y ayudé a los estudiantes locales a crear planes de negocios y prepararse para ferias de negocios. Esto no sólo contribuyó a que mejorara mis habilidades comunicativas y de presentaciones en público, sino que también me ayudó a incrementar la confianza en mí mismo.

Haciendo un Voluntariado con Kiva, Microfinanzas en Guatemala
Utilizando nuestras habilidades fotográficas para compartir la historia de los prestatarios de Kiva para ayudar a recolectar fondos.

3. Desarrolla la inteligencia emocional

Una experiencia profunda de voluntariado puede ayudarte a desarrollar una serie de habilidades “blandas” personales y profesionales, incluyendo la comunicación intercultural y la empatía. Ambas son críticas para entender el funcionamiento interno de nuestro mundo globalizado… y a nosotros mismos.

Escuela en Bangladesh
Navegando en un mar de preguntas de jóvenes estudiantes en una escuela rural en Bangladesh.

4. Desarrolla la creatividad circunstancial y la capacidad de resolver problemas

Cuando te encuentres en un ambiente y cultura que son muy diferentes a la tuya por un período sostenido de tiempo, es muy probable que desarrolles cierto tipo de elasticidad y flexibilidad emocional . Puede que también te encuentres con problemas que nunca has imaginado, y que inventes soluciones que nunca habrías podido imaginar, tampoco.

5. Conviértete en un ciudadano global, cambia tu punto de vista y tu perspectiva del mundo

Muchas de las suposiciones existentes, estereotipos y miedos son cuestionados, y muchos de esos desaparecen. Trabajando en conjunto con personas locales en diferentes circunstancias geopolíticas, culturales y socioeconómicas puede ampliar tu mirada no sólo de la región en la que te encuentras ayudando, sino también del resto del mundo.

Este proceso es profundamente esclarecedor; hemos sido testigos de cómo nuestros amigos se inclinan hacia nuevas direcciones en su vida luego de haber hecho un voluntariado o de una experiencia de aprendizaje profunda.

Creando nuevas conexiones, en Turkmenistán
Desafiando supuestos y creando nuevos vínculos en Turkmenistán.

6. Realza tu currículo o CV

Si deseas ser aceptado en una escuela de posgrado o prepararte para una oportunidad profesional, una experiencia profunda, relevante y práctica de voluntariado en un currículo puede reforzar tu historia personal y volverte un candidato sustancialmente más fuerte.

Estudiantes japoneses
Dan, ayuda a un grupo de estudiantes japoneses a completar su tarea de Inglés.

Una Forma de Apoyar las Oportunidades Educativas Internacionales para la Juventud en Situación de Vulnerabilidad

Si te encuentras interesado en proporcionarle una experiencia educativa a la juventud en situación de vulnerabilidad en los Estados Unidos que incorpore estos beneficios, considera apoyar a la Foundation for Learning and Youth Travel Exchange (FLYTE) lanzada por nuestro amigo Matt Kepnes. FLYTE está recolectando fondos para patrocinar cinco viajes internacionales para grupos de estudiantes seleccionados de las comunidades de bajos recursos en los Estados Unidos.

Cómo el Voluntariado Puede Causar Daño: Causas y Efectos

Dado todo lo “bueno” que existe alrededor de los voluntariados, ¿cómo es que pueden haber tantas contras? ¿Y cuáles son las fuerzas en obra que crean un ambiente en donde hacer servicio puede causar daño?

Vamos a abordar ambas cosas aquí.

Nota: De ninguna manera es esta una lista exhaustiva de problemas. Tampoco está pensada para ser aplicada en forma generalizada a cualquier organización con la que puedas llegar a trabajar en tu camino como voluntario. Estas son consideraciones sobre las que deberías estar al tanto para que puedas tomar mejores y más informadas decisiones.

Las Consecuencias Involuntarias y Negativas de Hacer un Voluntariado: 4 Causas

1. Primero, una palabra: Dinero

Cuando la mera existencia de una organización se vuelve dependiente del dinero que proviene de las tarifas pagadas por los voluntarios, es difícil no imaginar a varios agentes volviéndose depredadores de los conflictos de intereses. Es un giro sobre el problema de los principios de los agentes, o del zorro y el gallinero. Algunas organizaciones intermediarias proveen un servicio a través de conectar voluntarios con oportunidades y comunidades en situación de necesidad. Sin embargo, la comercialización de los voluntariados pueden a veces llevar a proyectos que abordan las necesidades incorrectas, que fabrican otras nuevas y que desvían recursos y atención de donde más se necesitan.

2. La Presión de Impresionar (Perfiles Personales y Currículos)

En caso de que no lo hayas notado, hay una creciente presión para crear un perfil social y personal atractivo. A veces, es para impresionar escuelas o posibles empleadores. Ahora más que nunca, existe una demanda por tener experiencias distintivas y excepcionales en el CV – en la forma de “historia”, “transformación” y dimensiones “vivenciales” para destacar a un candidato y acentuar su disposición, sofisticación o inteligencia emocional. Para ver un cortometraje sobre este cliché destructivo, escucha a “La Misión que Cambió mi Vida” (The Mission that Changed my Life) entre los minutos 7:20 y 8:10 en How I Got Into College .) Generalmente, esto aplica a perfiles sociales, cuando intentamos impresionar a nuestros amigos y colegas con historias sobre experiencias y contribuciones internacionales heroicas, excepcionales y triunfantes.

En caso de que no lo hayas notado, hay una creciente presión para crear un perfil social y personal atractivo. A veces, es para impresionar escuelas o posibles empleadores. Ahora más que nunca, existe una demanda por tener experiencias distintivas y excepcionales en el CV – en la forma de “historia”, “transformación” y dimensiones “vivenciales” para destacar a un candidato y acentuar su disposición, sofisticación o inteligencia emocional. Para ver un cortometraje sobre este cliché destructivo, escucha a “La Misión que Cambió mi Vida” (The Mission that Changed my Life) entre los minutos 7:20 y 8:10 en How I Got Into College. Generalmente, esto aplica a perfiles sociales, cuando intentamos impresionar a nuestros amigos y colegas con historias sobre experiencias y contribuciones internacionales heroicas, excepcionales y triunfantes.

En sí mismo, esto no es enteramente malo. Esto es hasta que realizar un voluntariado se convierte egoístamente en una actividad de corto plazo a tachar, que inadvertidamente menosprecia a la comunidad anfitriona y a las reales necesidades de largo plazo.

Leigh Shulman, habla sobre su propia experiencia tomando voluntarios en CloudHead, una ONG que co-creó en Salta, Argentina, y hace un buen punto al respecto: “En mi experiencia, alrededor del 1% de las personas que quieren hacer el voluntariado están capacitadas para hacerlo. Del resto del 99%, sólo un muy pequeño porcentaje realmente quiere hacer el trabajo. Creo que hay una extraña imagen que la gente tiene que los hace pensar que si hacen un voluntariado, entonces son “buena gente”. Entonces, el acto de trabajar como voluntario se vuelve egoísta.”

3. Voluntarios no preparados o no calificados, no tienen las habilidades necesarias

Esto es en parte causa y en parte efecto. De vez en cuando los intermediarios colocan a los voluntarios en situaciones para las que no están preparados para manejar. Tal vez no tengan las habilidades emocionales o interculturales, o peor aún, carecen de las habilidades profesionales o técnicas. Existen historias de voluntarios médicos pasantes, tratando pacientes o administrando cuidado médico sin tener el entrenamiento apropiado. No sólo es esto peligroso, sino que hasta puede ser mortal.

Proyectos Escolares en Bolivia
Esta vez, a Dan le están enseñando… cómo lavarse las manos correctamente. Potosí, Bolivia.

4. No se ha consultado a la comunidad

Si nadie le pregunta a la comunidad o a la organización anfitriona qué es lo que realmente necesita, aunque sea al pasar, ¿cómo es posible entonces ayudarlos? Esto suena suficientemente obvio, pero tristemente sucede en repetidas ocasiones que una ONG internacional u organizador local asume que sabe, crea un programa que no aborda la necesidad real y tanto la comunidad como los voluntarios terminan decepcionados. Por ejemplo, puede sonar como una gran idea construir una nueva escuela para una comunidad. Pero si le consultaras a la comunidad, puede que te digan que prefieren mantener el mismo inmueble pero que preferirían utilizar ese dinero para contratar más profesores o comprar más libros en su lugar.

Nunca lo sabrás hasta que preguntes. Al contrario, tus preguntas pueden no obtener los resultados que esperabas.

Consecuencias Negativas e Involuntarias de Realizar un Voluntariado: 5 Resultados

1. Los recursos son desviados de los problemas reales y nuevos problemas son creados en su lugar

Tal vez los mejores ejemplos sean los orfanatos confeccionados, creados para explotar las crisis y el deseo del público de ayudar. Frecuentemente se necesita dinero para recuperar y reconstruir, pero el lado negativo de esto es que la mera presencia del dinero puede también ser gasolina para el fuego de la codicia. Esta es la maldición de los recursos del mundo de la filantropía, o la paradoja de la abundancia.

¿Cómo detenerlo? Un buen comienzo es tomar consciencia. Y en el caso del turismo de orfanatos, mejor enfócate en programas que transfieran habilidades valiosas a padres para que puedan ganar su propio dinero y cuidar de sus hijos. No es tan fácil ni sexy como un orfanato, pero ciertamente construye un mejor cimiento para el cambio y el desarrollo a largo plazo.

Sugerimos que veas ”The Love You Give”, un documental corto con historias que cuentan cómo es que hacer un voluntariado en orfanatos puede accidentalmente separar familias y comenzar un ciclo negativo. Este corto es producido por Better Care Network que es parte de una alianza llamada ReThink Orphanages, un líder en la prevención de la institucionalización de los niños. Te abre los ojos y es real.

Voluntariando con Kiva, Microfinanzas en Guatemala
Invirtiendo en proyectos que desarrollan las habilidades de las madres para que puedan ganar más dinero para su familia.

2. Los grupos intermediarios se quedan el dinero de la asignación de voluntarios para ellos mismos

No es insólito que considerables montos de dinero se paguen a una organización intermediaria para la asignación de voluntarios y que poco a nada de ese monto termine en las manos de la organización o la familia anfitriona. Esto le sucedió a Shannon O’Donnell, una colega y amiga nuestra. Luego de pagarle a una organización intermediaria para trabajar como voluntaria para enseñar en un monasterio en Nepal, Shannon descubrió que nada de ese dinero fue entregado a la organización anfitriona que le dio hospedaje y alimento. Para ayudar a otros voluntarios a evitar este tipo de experiencias, ella escribió el Manual del Viajero Voluntario y desarrolló Grassroots Volunteering, una base de datos de organizaciones de voluntarios que aceptan directamente consultas y asignaciones.

3. Los niños pueden experimentar efectos de desarrollo negativos

Existen estudios que demuestran que el efecto de una constante corriente de amistosas caras nuevas con quienes el vínculo que los une es regularmente roto cuando se van, puede afectar negativamente el desarrollo temprano de la infancia. Algunas organizaciones van tan lejos como para defender el evitar cualquier tipo de servicio relacionado a los niños en el extranjero.

4. La economía local es privada del trabajo pago

Cuando conocimos a Adrianne y Rick, nos contaron que cuando ellos trabajaron como voluntarios en Camboya hace más de 10 años, parecía ser una buena idea utilizar sus conocimientos para construir hogares y escuelas. Sin embargo, pronto se dieron cuenta de las consecuencias involuntarias de su trabajo gratuito para la comunidad: eso quitó oportunidades de trabajo para la gente local. Hoy en día, ellos juntan fondos en su país de origen, Canadá, y utilizan los ingresos para comprar materiales en el país local y para contratar pintores, carpinteros y operarios locales para que hagan el trabajo.

Esto no es para decir que todos los proyectos de construcción sean malos. A veces, existe una genuina falta de mano de obra calificada o dispuesta, pero en otros casos, el trabajo voluntario priva a la economía local de la oportunidad de desarrollarse y crecer.

5. La comunidad y los individuos sufren daños por incompetencia

En casos extremos de una mala asignación de voluntarios, un voluntario con entrenamiento insuficiente o carencia de habilidades profesionales es responsable de una vida que ha sido específicamente asignada para que él trate o salve. En otros casos, la organización anfitriona desperdicia trabajo valioso con voluntarios sin entrenamiento.

Preguntas a Hacer Previo a Trabajar como Voluntario

Después de todo esto, puede que te estés preguntando qué hacer para navegar mejor las aguas de los voluntariados. Las siguientes preguntas fueron creadas con la intención de ayudarte a evaluar si una oportunidad de trabajo voluntario encaja con tus objetivos y si se trata de un lugar ético o no.

Puede que también estés pensando: “Vaya, estos chicos son unos aguafiestas. Todo lo que quería era hacer el bien y divertirme en el proceso.”

Empresa de Viaje Social en Jordania
Intentando hacer Shrak, un pan tradicional, durante una experiencia con la iniciativa Zikra en Jordania.

Sí, y… si esperas optimizar tu experiencia sin dañar a nadie, debes hacer preguntas, incluyendo algunas que puede que te hagan sentir – a ti y a otros – un poco incómodo. Las organizaciones éticamente legítimas van a apreciar tus consultas. Aquellos que las ignoren, desestimen o respondan de forma defensiva deberían darte la pauta de que es tiempo de reconsiderar.

Preguntas Para Hacerte a Ti Mismo Antes de Realizar un Voluntariado

1. ¿Cuáles son mis objetivos para este voluntariado?

Realmente. Seamos honestos aquí, ¿qué esperas ganar de esta experiencia en el ámbito personal y profesional? ¿Esto es algo que se verá bonito en tu CV para tu escuela? ¿O para ganar experiencia adicional o para perfeccionar una habilidad particular? ¿O para desafiarte al sumergirte en una cultura y un ambiente que están por fuera de tu zona de confort?

Tal vez sea más probable que puedas salvar al mundo si eres honesto sobre a quién te encuentras sirviendo: a ti, a la comunidad, o idealmente, a una combinación de los dos. No deberías sentirte mal si deseas obtener un beneficio de una experiencia de voluntariado, pero sé honesto contigo mismo para poder guiar las decisiones que tomes. Esta concientización te va ayudar a encontrar un programa que utilice mejor tus capacidades, satisfaga tus objetivos y le proporcione beneficios a la comunidad anfitriona.

2. ¿Qué es lo que espero contribuir a la comunidad anfitriona? ¿Qué habilidades puedo ofrecer?

Es crucial administrar tus expectativas y las de la comunidad en lo que se refiere a tus capacidades e impacto.

3. ¿Cuáles de mis habilidades espero mejorar? ¿Cómo?

Éstas podrían incluir habilidades profesionales y habilidades personales “blandas” y de la vida.

Preguntas para Hacer a los Intermediarios y a las Organizaciones Anfitrionas

1. ¿La comunidad local realmente se va a beneficiar de mi presencia? ¿Cómo?

¿Acaso el programa trabaja en conjunto con líderes de la comunidad para desarrollar proyectos que aborden necesidades reales? ¿La comunidad se va a beneficiar a largo plazo y de forma sustentable? ¿O simplemente están haciendo espacio para voluntarios como yo sin involucrarse en el proceso?

2. ¿Existe alguna circunstancia en donde mi falta de experiencia pueda hacerle daño a la comunidad local?

Esta es una pregunta particularmente importante para hacer en donde haya cuestiones de seguridad personal implicadas, como la medicina o la ingeniería civil. Algunos ejemplos comprenden: ¿Esperan que pueda brindar cuidado médico cuando no tengo la experiencia o el entrenamiento para cumplir ese rol con seguridad? ¿Esperan que construya un puente o diseñe un sistema de filtración de agua que esté por fuera de mis calificaciones? Piensa antes de comprometerte.

3. ¿Cuánto tiempo es realmente necesario para que pueda repercutir positivamente en la comunidad?

Esta pregunta es particularmente difícil, ya que todos tenemos calendarios apretados y una limitada cantidad de tiempo disponible. Si estás buscando una experiencia profunda con una cultura y una organización, es poco probable que en una o dos semanas aquí o allí el voluntariado ayude. Existe una razón por la cual varias organizaciones anfitrionas no aceptan voluntarios por menos de tres meses. Para el momento en el que el voluntario esté al tanto y contribuyendo, será tiempo de que regrese a casa. El resultado: más y más trabajo para la organización y la comunidad.

4. ¿A dónde va el dinero?

Si la experiencia es paga, ¿a dónde está yendo ese dinero? ¿Cuánto de ese dinero va directamente a la comunidad? ¿Qué tipo de entrenamiento o apoyo transicional vas a recibir de la organización intermediaria o anfitriona por esa tarifa que debes pagar?

Estos días, no es inusual pagar una tarifa por una experiencia de voluntariado. Sin embargo, uno de tus objetivos debe ser maximizar la contribución a la organización comunitaria local.

5. ¿Acaso mi presencia va a tomar trabajos u oportunidades de aprendizaje de la gente local?

Esto es importante, particularmente si el proyecto tiene un componente asociado a la construcción. ¿Cuál es la proporción de voluntarios aplicando a este tipo de trabajos en relación a los trabajadores locales buscando trabajo pago?

6. ¿Existen otras formas de contribuir en lugar de dar tu trabajo y habilidades?

Con frecuencia la respuesta a esto es sí. Hay muchas oportunidades para recaudar fondos o para frecuentar empresas sociales que apoyan organizaciones comunitarias y comunidades marginales con sus ganancias. De hecho, luego de un desastre natural es incluso mejor NO reservar un vuelo e ir a hacer un voluntariado ya que el dinero es usualmente más efectivo en las manos de organizaciones locales o internacionales legitimas que estén en el lugar afectado.

Recursos del Voluntariado y el Volunturismo

Si te encuentras interesado en leer o aprender más sobre el voluntariado ético y otras oportunidades, aquí encontrarás algunos recursos que pueden serte útiles.

Concientización sobre Cuestiones de la Ética del Voluntariado: Recursos e Información

Trabajar como Voluntario en Orfanatos: Por qué Decir que No

Recursos y Artículos para Encontrar Oportunidades de Voluntariado Éticas

Seguir Adelante: El Futuro del Trabajo Voluntario

Si te encuentras considerando realizar un voluntariado, entendemos que estas cuestiones en principio puedan parecer un poco desalentadoras. No obstante, tomar consciencia de ellos pone el poder en tus manos – el poder para deliberar con cuidado sobre las consecuencias de tus decisiones y acciones. Haz preguntas y podrás votar con tus pies para elegir una oportunidad que has investigado adecuadamente y que está alineada con las buenas intenciones de tu corazón.

Cuando lo hagas, encontrarás que también tienes el poder de causar un impacto real, no sólo en las vidas de las personas y las comunidades que quieras ayudar, sino también en la tuya.

Si tienes preguntas sobre hacer voluntariados o sobre el volunturismo, por favor déjanos tu comentario. Nuestro objetivo es que esto se convierta en un recurso con base continua para todos aquellos interesados en los voluntariados y en el servicio global.

About Audrey Scott
Audrey Scott is a writer, storyteller, speaker and tourism development consultant. She aims to help turn people's fears into curiosity and connection. She harbors an obsession for artichokes and can bake a devastating pan of brownies. You can keep up with her adventures on Twitter, Facebook, and Instagram. And you can learn more about her on the About Page and on LinkedIn.

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.